Cómo administrar en época de crisis

Introducción

Se le llama época de crisis al período en el cual un país afronta dificultades durante un tiempo prolongado. Parte de un ciclo económico en el que se produce un decremento considerable de la actividad económica, esto quiere decir que las empresas se ven impactadas por reducciones de ventas de sus productos. Otras por la entrada de un nuevo competidor en el mercado, otras por un mal manejo de efectivo, otras por una mala imagen pública. Cuando se detecta un producto malo en el mercado y que se vieron forzados a retirarlo.

John F Kennedy dijo: “los chinos utilizan 2 caracteres para escribir la palabra crisis un carácter significa peligro la otra oportunidad”.

En una crisis toma conciencia del peligro, pero reconoce la oportunidad. Esto quiere decir, que en una economía desde hace año y medio ha estado viviendo un evento que nadie se imaginaba que se convirtió en un cisne negro porque presentó un rasgo singular al haber generado en menos tiempo mayores destrozos. No sólo las personas se contagiaron y muchas murieron. También la vida económica se contagió en todo el mundo; impactando particularmente a las empresas. Este cisne negro nos ha planteado desafíos profundos en la en la forma en que vivimos y trabajamos. Este evento ha dejado temerosos a muchos no sólo por los problemas de salud sino por los problemas financieros y económicos, que tanto las personas como las empresas están enfrentando. La nueva crisis paralizó la oferta y la demanda que por algunos fue comparada a lo que se vivía en épocas de guerra. Estos tiempos han traído una mayor pérdida de la riqueza, haciendo que muchas empresas vendieran menos, otras despidieron personal para poder sobrevivir y otras desaparecieran.

Las cadenas de suministro se interrumpieron, los productores han reducido su producción y se están presentando muchos retrasos logísticos. El escenario para las empresas está siendo muy complejo, y están enfrentando una interrupción repentina de sus flujos de efectivo. Venden poco y sus deudas están incrementando, la gran mayoría de las pequeñas empresas que pudieron sobrevivir no tienen el efectivo para operar y otras empresas presentaron pérdidas por mantener sus gastos sin presentar ingresos. Esto ha sido catastrófico para muchas empresas particularmente para las pequeñas y medianas. Las empresas grandes también fueron afectadas en sus cadenas de suministro con reducciones drásticas de ventas e incremento de sus costos. Las empresas se pueden recuperar y pueden realizar algunas acciones para enfrentar este periodo recesivo. Lo más importante es mantener la calma, analizar la situación para concentrarse en el problema y poder identificar las nuevas oportunidades.

 Te comparto algunas sugerencias que puedes llevar a cabo en tu empresa para recuperarla. Decían los buenos luchadores primero se ponen más allá de la posibilidad de la derrota y luego esperar la oportunidad para derrotar al enemigo. Recuerda las recesiones son famosas por romper empresas; pero lo que pocas personas se dan cuenta es que la recesión no es más que una oportunidad para la empresa. Esto significa que un entorno económico desafiante te debes enfocar a lo que está bajo control para que puedas ver las oportunidades que el nuevo entorno está trayendo para ti.

Listado de sugerencias para tiempos de crisis.

  1. Comunícate con todos los stakeholders. Esta parte es crítica tienes que tener una comunicación oportuna y honesta con los accionistas, tus empleados, tus proveedores y principalmente tus clientes. No dejes o no descuides a las autoridades del impuesto o tus bancos informales sobre las oportunidades y amenazas que la situación está trayendo a tu negocio y las acciones que vas a hacer para manejarlas. La información de pasillos dentro de tu empresa y las noticias no formales ponen muy nerviosa a la gente y esto empieza a erosionar su confianza.
  • Entiende el impacto verdadero de la crisis en tu negocio. ¿Cómo se están comportando tus clientes? ¿Han sustituido tu producto por uno más barato? ¿Están disminuyendo la frecuencia de compra? ¿Está negociando precios o aumentando la utilización de tu producto? ¿cómo están reaccionando tus competidores? ¿Está trabajando con los clientes para rediseñar sus productos? ¿Están reduciendo precios para mantener los volúmenes de venta? ¿Están buscando alianzas para reducir la competencia? En el mercado no tomes decisiones precipitadas determina la sensibilidad de tus clientes a los precios y su lealtad a tu producto o servicio. Trata de adelantarte a los movimientos de tus competidores y determinar las verdaderas fortalezas de tu negocio. Todo esto para que te puedas enfocar a determinar cómo puedes incrementar tu base actual de clientes, o hacer la introducción de nuevos productos busca a entrar a nuevos mercados. Identifica cuáles son tus oportunidades.
  • Tener un control de costos. Debes enfocar a incrementar la productividad de tu negocio. Identifica las áreas donde puedas reducir los costos. Esto implica que te muevas de tu base de negocio actual a un modelo de negocio de costo más bajo. Analiza la base actual de costos para determinar el valor de cada categoría de costos y puedas identificar dónde están los posibles ahorros. Clasifica los gastos en esenciales y deseables. Establece límites a cada categoría. De lo que se trata es de reducir el punto de equilibrio, tan bajo como sea posible, haciendo variable los costos fijos para reducir la vulnerabilidad ante la época difícil. Ten la claridad de que mercado puedes atender, cuál es el producto o servicio que puedes ofrecer, o si existe la oportunidad de tercerización de algunas de tus actividades.
  • Se dice que mientras unos lloran otros venden pañuelos. Por lo tanto mantente atento a las oportunidades. Consideremos que la mayor parte de las empresas son creadas para satisfacer una necesidad en el mercado. Es allí cuando surge la magia del emprendimiento. Aún en la crisis, la retracción del consumo significa un cambio de hábitos favorable para tu empresa. Siempre y cuando tengas la capacidad para percibir lo debes hacer para reaccionar a tiempo. Si tus clientes están sufriendo, cambia tus ofertas y encuentra nuevos mercados. Si tienes problemas con la manera de operar tu negocio re-invéntate y cambia el modelo de negocios de tu compañía. Una estrategia de segmentación de clientes combinada con los precios justos es crítica para el éxito en tiempos difíciles.
  • Agregar valor. Este es el secreto para aumentar las ventas. Comprueba la importancia del producto que vendes o el servicio que prestas. Cuando el consumidor percibe la importancia de tu empresa en la rutina propia es menos probable que recorte tu producto del presupuesto. No todos los consumidores evitan lujos y viven con lo esencial; existe una cuota de consumidores conocida como el económico extravagante que son aquellos que cortan gastos básicos para tener pequeños lujos. ¿Qué significa esto? Hay consumidores que compran un papel higiénico mucho más económico para mantener la televisión por cable.
  • Elabora un plan de acción y empieza a tomar decisiones manera que estás operando tu negocio y en la manera en que estás administrando el efectivo de tu compañía. Esto trae que muchas empresas desaparezcan, otras se reinventen. No muchas empresas se dan el lujo de contar la historia de su recuperación luego de haber enfrentado momentos de dificultades en tiempos de crisis. Es necesaria la administración prudente pero también es importante reconocer las oportunidades que se presentan. Prosperar en tiempos de crisis requiere mayor diligencia y habilidad que durante las épocas más favorables.

Conclusión

Las recompensas son mayores para los negocios que adoptan estrategias adecuadas que les permitan no sólo sobrevivir sino continuar creciendo. Las posiciones fuertemente para llevarlas a lo más alto del mercado durante estos momentos donde tu negocio está enfrentando esta crisis. Bindi Consulting está en condiciones de ofrecerte el asesoramiento especializado sobre una serie de estrategias que constituyen un desafío para tu organización. Nuestras soluciones te ayudarán a responder de la mejor manera en esta etapa recesiva. Buscamos que tu empresa se recupere para que estés más preparado para un futuro próspero y que la lleve hacia el éxito.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.